Cuba. Congreso del PC analiza límite de mandato de 10 años y reforma económica gradual

Raúl admitió: no hay sucesores capaces


El Congreso del Partido Comunista (PCC, único), debatía ayer un proyecto para modernizar el modelo económico y político de Cuba, que fue delineado por Raúl Castro, que incluye limitar a un máximo de dos períodos de cinco años los cargos de poder.

Raúl Castro, que junto a su hermano Fidel fueron los únicos dos gobernantes en los 52 años de revolución comunista en la isla, pidió: un régimen rejuvenecido con límite de mandato -de 10 años-, siempre de partido único, y una gradual reforma económica sin capitalismo.

Los 1.000 delegados del VI Congreso del PCC apoyaron como una "plataforma de cambio" lo presentado por el mandatario el sábado, en el inicio del cónclave, marcado por medidas que se alejan del modelo económico ultracentralizado soviético y se acercan a uno más moderno, como el chino.

Dando un giro al estilo y estructura política del socialismo en Cuba, Raúl -a quien su hermano Fidel cedió el mando en 2006- propuso limitar a dos períodos consecutivos de cinco años el mandato de los cargos de poder, tanto dentro del gobierno como en el PCC.

Los delegados analizarán también más de 300 medidas económicas, según Raúl urgentes, "para garantizar la irreversibilidad del socialismo": apertura al sector privado, recorte de empleos, descentralización de la agricultura, eliminación de subsidios y autonomía empresarial, entre otras.

Enérgico, Raúl llamó a erradicar el "dogma", las "consignas vacías", el "amiguismo favorecedor", la "mentalidad de inercia" vigentes en medio siglo de socialismo, tanto en lo político como en lo económico. Hace falta un "cambio de mentalidad, fundamentalmente en los cuadros, si los cuadros no logramos un cambio de mentalidad, no lo vamos a lograr en la población", dijo la delegada Raquel Zalavarría, según el telediario local.

El presidente, que en junio cumplirá 80 años, criticó el "desacierto" y "falta de rigor y visión" en la selección de dirigentes, pues ha prevalecido la militancia comunista en lugar de la capacidad.

"Hoy afrontamos las consecuencias de no contar con una reserva de sustitutos debidamente preparados", admitió, advirtiendo que en los próximos cinco años se debe garantizar el "rejuvenecimiento" de todos los cargos, "sin excluir al "actual Presidente" ni "al primer secretario" del PCC que sea electo en el congreso.

El analista cubano Arturo López-Levy estimó que "el límite de mandatos es un paso histórico hacia las formas institucionales y colectivas de liderazgo. El modelo `Fidel Castro al timón` es sustituido. Hay una crítica al voluntarismo e improvisación".

El Congreso, que sesiona hasta mañana, elegirá una nueva cúpula del PCC, hasta ahora encabezada por Fidel, de 84 años, como primer secretario, y por Raúl, como segundo, desde que en 1965 se creó el partido. Se designará un nuevo Comité Central, de 125 miembros, que incluye al selecto Buró Político (19), y al Secretariado (10).

Fidel Castro, quien reiteró ayer que es un "soldado de las ideas", dejaría oficialmente la máxima jefatura del PCC. Su "liderazgo indiscutible" no depende "de cargo alguno", dijo Raúl el sábado.

Más reformas. En lo económico, explicó Raúl, el modelo "excesivamente centralizado" transitará "hacia un sistema descentralizado", en el que primará la planificación del Estado socialista, "pero no ignorará las tendencias presentes en el mercado".

Advirtió que es necesario acabar con subsidios como la "libreta", para una canasta básica, y que continuará "sin prisa pero sin pausas" el reordenamiento de la fuerza laboral. Al régimen, que el año pasado anunció el despido del 20% de los empleados públicos, le resta echar a 500.000 trabajadores.

Tanto la libreta como los despidos son temas de preocupación para muchos de los cubanos, oficialistas o no. Apaciguando temores, Raúl Castro señaló que no se aplicarán "terapias de choque" estilo FMI, y que no será "de golpe" la desaparición de la "libreta".

También dio la buena noticia a los cubanos de que avanzan las normas para autorizar la compraventa de casas y autos, con lo que se levantaría una prohibición con medio siglo de vigencia.

El discurso de Raúl, plagado de citas de su hermano Fidel, atribuye los errores al incumplimiento de advertencias hechas tempranamente por el máximo líder de la revolución. "Lo que aprobemos en este Congreso no puede sufrir la misma suerte que los acuerdos de los anteriores, casi todos olvidados sin haberse cumplido", advirtió Raúl al culminar su largo discurso.

Raúl: "Afrontamos las consecuencias de no contar con sustitutos que estén preparados".
Fidel se disculpó por no asistir al desfile

LA HABANA | El ex presidente Fidel Castro se excusó ante el pueblo cubano por no haber estado en el desfile militar por el 50 aniversario de la victoria de Playa Girón en la Plaza de la Revolución porque, explicó, ya no puede estar "tres horas" bajo el sol.

"Sentí dolor cuando vi que algunos de ustedes me buscaban en la tribuna. Pensaba que todos comprenderían que no puedo ya hacer lo que tantas veces hice", escribió el expresidente, de 84 años, quien cedió por motivos de salud la presidencia en 2006 a su hermano Raúl, de 79, en su conocida columna "Reflexiones" publicada por el diario oficialista cubano Granma.

"Podía estar en la plaza tal vez una hora bajo el sol y el calor reinante, pero no tres horas. Atraído por el calor humano allí reinante -añadió-, me habría creado un dilema".

El líder delegó los cargos de Comandante en Jefe y Presidente del país en Raúl, y también, según dijo el mes pasado, renunció al cargo de primer secretario del Partido comunista de Cuba, señalando que sería ahora "un soldado de las ideas. Y ese deber -escribió- puedo cumplirlo todavía".

Sobre el VI Congreso del PCC, Fidel señaló: "Pude apreciar en las palabras de Raúl y en el rostro de los delegados de nuestro partido, el mismo sentimiento de orgullo". ANSA
Oposición critica los anuncios de Castro
"Si gobiernan 10 años más seguirán arruinando el país"

LA HABANA | AFP

La oposición cubana reaccionó ayer en tono pesimista a los cambios económicos y de límite del mandato en el poder anunciados por el presidente Raúl Castro, y señaló que su negativa a cederle espacios en las calles es "más de lo mismo".

"Si van a gobernar 10 años más seguirán arruinando al país; más que un anuncio es una amenaza, otra década de castrismo ineficiente sería para arruinar más el país", dijo el veterano activista Elizardo Sánchez.

En igual sentido se pronunció Berta Soler, una de las líderes de las Damas de Blanco, esposas de expresos políticos. "Aquí en Cuba no ha cambiado nada, y las reformas de Raúl son cosméticas para quedarse en el poder por lo que le resta de vida", señaló. El mandatario cumplirá 80 años en julio.

Sin embargo, los moderados Manuel Cuesta Morúa y Óscar Espinosa Chepe, así como el abogado René Gómez, opinaron que la medida es válida, aunque tardía.

"Parece interesante, pero es una limitación a futuro que ya no les toca a ellos", dijo Cuesta, mientras que Chepe la calificó de "positiva" pero si se elimina el unipartidismo previsto en la Constitución.

"Es positivo en sí mismo, aunque obviamente eso se lo deja a sus sucesores, pues la limitación para el mismo general Raúl Castro no tiene sentido", añadió Gómez.

El mandatario, que volvió a calificar a los disidentes de "mercenarios al servicio de una potencia extranjera", aseguró que no cedería las plazas y calles a la oposición, lugares en que el pueblo "defenderá" la revolución que lideró su hermano.

"Ni en las calles, las plazas, ni dentro de las casas. Esto confirma que no hay nada que esperar de este congreso", apuntó Sánchez.

Las Damas de Blanco, quienes realizan marchas dominicales por la liberación de los presos y han enfrentado el acoso de los simpatizantes del gobierno en varias ocasiones, salieron a las calles ayer.


www.alldream.ws Compartir en Facebook si te gusto la informacion

0 comentarios:

Publicar un comentario

te agradecemos tu opinión

Se ha producido un error en este gadget.

Recomiendanos si te gusto